El pintado correcto

La importancia de la pintura en la protección del vehículo frente a los elementos del medio ambiente; nos centraremos en el proceso del pintado en general y en algunos conceptos que son siempre útiles.

Así, por ejemplo, elegir el color del auto no es simple como parece, ya que la información sobre las características de la pintura está codificada en la placa de información del vehículo mediante un número de serie.

Por ello, en el taller se busca el número de serie por computadora (o en plantillas diseñadas por cada fabricante de autos) para realizar un matizado perfecto; es decir, para determinar la mezcla en correcta proporción de los colores que componen el tono final. La computadora evalúa las proporciones y los colores, y se encarga de establecer los valores para cada matizado.

Buen tono

Aunque no es lo habitual, en algunos casos se requiere mezclar más de una decena de colores para obtener el tono perfecto. Otro aspecto a tener en cuenta es la información de la tarjeta de propiedad, donde se especifica los colores de referencia que están permitidos en el vehículo en caso desee variar el color original. Recuerde también indicar dicho cambio en la tarjeta de propiedad a fin de evitar algún tipo de inconveniente.

Si bien cada marca requiere un proceso diferente (se trata de pequeñas variaciones), la secuencia en el proceso de repintado reúne los siguientes aspectos: mesa de tracción, planchado y masillado, primmer, pintado, secado y pulido.

Sin fallas

El paso inicial consiste en revisar las fallas en la superficie de la carrocería para corregirlas.

Al respecto, cuando el vehículo presenta daños estructurales (torsión del chasis o de los soportes) es necesario resolverlos en la mesa de tracción, donde se aplica hasta 160 mil kg de presión. Tras ello, la siguiente etapa es realizar el planchado del auto para recuperar la línea original con el uso de varios elementos (martillo, soldadura y masilla). Aquí es usual el empleo de un taco para lijar toda la superficie del auto; luego se ubican las imperfecciones y se cubren con masilla para obtener una superficie homogénea. El siguiente paso es la aplicación del primmer, elemento cuya aplicación describiremos en nuestra siguiente entrega.

Fuente: Neoauto

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Ir arriba